Marco Estrada es uno de varios lanzadores con poca experiencia que integran la rotación de Milwaukee. (Morry Gash/AP)

¿Podrá un grupo de lanzadores desconocidos mantener a los Cerveceros a la par de los Rojos y Cardenales en la división central de la Liga Nacional?

Todos saben que Milwaukee cuenta con la garantía de Yovani Gallardo, el derecho mexicano que ha acumulado al menos 30 aperturas con 200 ponches o más en cada una de las últimas cuatro temporadas, más un récord de 60-38 y 3.68 de efectividad en ese lapso.

Pero el resto de la rotación de abridores es un grupo sin figuras de renombre. Marco Estrada, otro derecho mexicano, tiene su puesto asegurado luego de una campaña con marca de 5-7 y 3.64 de efectividad tras tomar el lugar del zurdo Chris Naverson, quien el año pasado sólo pudo realizar dos aperturas.

Naverson, el dominicano Wily Peralta, Mike Fiers y Mark Rogers son las otras opciones, los tres últimos de brillante rendimiento cuando recibieron la oportunidad en la parte final de la pasada campaña.

Algunos dirán que es un riesgo fiarse con lanzadores sin una extensa hoja de servicio, pero a los Cerveceros no les tiembla la mano.

"No estoy diciendo que sea una apuesta", dijo el gerente general de los Cerveceros Doug Melvin. "Todos los días son una apuesta. Pero sentimos que este es el momento y oportunidad para que tengan la pelota. Todos lanzaron bien. Me gusta el equipo. Muchas cosas positivas se dieron en agosto y septiembre de la pasada temporada".

Melvin se refiere al fuerte empuje de Milwaukee en las últimas semanas de 2012.

Esa campaña iba a la deriva cuando a fines de julio decidieron transferir al as Zach Greinke, señal inequívoca de que tiraban la toalla al encontrarse 10 juegos por debajo de .500. Con Peralta y Rogers en la rotación, los Cerveceros orquestaron una reacción 27-12 que los metió en la lucha por los playoffs hasta el último fin de semana al redondear una temporada con foja final de 83-79.

"Varios de nosotros demostramos en septiembre del año pasado que podemos cumplir en las Grandes Ligas. Si pudimos hacerlo por un mes y medio dos meses, podemos hacerlo por toda una temporada", dijo Peralta.

Tampoco es que Milwaukee no exploró la posibilidad de adquirir a un agente libre. Ryan Dempster estuvo en los planes, pero simplemente no quisieron darle un contrato de larga duración. El costo de otros candidatos sobrepasó el presupuesto fijado, así que decidieron seguir con lo que tenían.

La nómina de los Cerveceros oscila entre los 100 y 110 millones de dólares, y el plan es esperar hasta la próxima recta final para invertir en algún refuerzo calificado que sirva para darles un impulso.

Algo de lo cual no tienen que inquietarse es su ofensiva. Discretamente, y pese a la partida de Prince Fielder, el manager Ron Roenicke y el coach Johnny Narron armaron un magnífico arsenal que lideró la Liga Nacional en carreras anotadas, remolcadas, slugging, jonrones y hasta bases robadas.

Sin embargo, fue algo de dos caras. Batearon para .245 antes del Juego de Estrellas para estar en el puesto 13 entre 16 equipos del circuito. Todo cambió tras la pausa. El promedio colectivo fue de .276, con 101 jonrones en la segunda mitad.

El ataque de los Cerveceros puede ser descrito como la mezcla perfecta de velocidad, poder y bateo oportuno.

--El jardinero izquierdo Ryan Braun, el tercera base Aramis Ramírez y el receptor Jonathan Lucroy fueron titulares que batearon por encima de .300. Norichika Aoki lo hizo para .288 en su primera campaña en las mayores.

--Braun, el jardinero Carlos Gómez y Aoki se robaron 30 o más bases cada uno.

--Y los jonrones. Braun alcanzó un récord personal con 41 y produjo 122 carreras. El primera base Corey Hart superó los 30 jonrones por segunda vez en su carrera. Ramírez no se quedó atrás, con 27 y rebasando las 100 remolcadas por primera vez en cuatro años. El segunda base Rickie Weeks conectó 21.

Braun acumuló números que perfectamente le hubiesen servido para repetir como el Jugador Más Valioso, pero vuelve a estar en medio de la polémica luego que su nombre fuera salpicado con una clínica que ha sido vinculada con prácticas de dopaje.

La alineación regresa intacta, aunque Hart se perderá al menos el primer mes al recuperarse de una operación en la rodilla. El dominicano Jean Segura, adquirido en el canje por Greinke, parte como titular en el campocorto.

El bullpen cargó con buena parte de la culpa de quedar fuera de los playoffs al encabezar las mayores con 29 oportunidades de rescate malogrados. El equipo se reforzó con las contrataciones de Tom Gorzelanny, Mike González y Burke Badenhop.

John Axford comienza 2013 como el cerrador, después de perder el puesto y luego recuperarlo en la recta final. Jim Henderson, quien subió al equipo a mitad de campaña, ahora es el preparador.