El equipo de Holanda dirigido por Hensley Meulens se "coló" en la semifinales.

SAN FRANCISCO -- La travesía de Holanda en el Clásico de Mundial de Béisbol ha sido quizás la más abarcadora: concentración inicial en Arizona; viaje a Taiwán para la primera ronda, antes de embarcarse a Japón para la segunda y terminar de vuelta en Arizona para un par de fogueos esta semana.

El sábado, los holandeses se encontraron practicando en una soleada San Francisco, la última sede del torneo y en donde el lunes se medirán en semifinales con la República Dominicana.

En contra de los pronósticos, el equipo dirigido por Hensley Meulens venció dos veces a la favorita Cuba para entreverarse entre los cuatro mejores del torneo.

"No nos conformamos con haber llegado hasta acá", dijo Meulens en el AT&T Park, donde funge como coach de pitcheo de los Gigantes de San Francisco. "Estamos para competir de igual con cualquiera".

El choque contra los dominicanos promete ser de alto voltaje. Robinson Canó, José Reyes y compañía quieren saldar la cuenta pendiente que data de hace cuatro años, cuando los holandeses sorprendieron al vencerles dos veces para dejarles fuera en la primera ronda.

República Dominicana llega a su semifinal con seis victorias sin derrotas. Canó batea para un robusto .417 en el torneo. El bullpen no permitió carreras en la segunda ronda.

Meulens dijo que este equipo dominicano es una versión distinta a la de 2009. El actual conjunto, según sostiene, "no tiene vulnerabilidades".

"Son un tremendo equipo. Tienen más peloteros de Grandes Ligas que nosotros. No podemos cometer errores contra ellos, porque sabrán capitalizarlos", declaró Muelens. "Vamos a tener que jugarles con perfección. El pitcheo será crucial, dejando la bola bajita, aprovechar nuestra defensa".

Para mantenerse a tono, luego de que perdieron 10-6 ante Japón en su último juego en el Clásico el pasado martes en Tokio, los holandeses ganaron un par de partidos de exhibición contra Seattle y San Diego el jueves y viernes en Arizona.

La pausa sirvió para reforzar el equipo. El infielder Jurickson Profar, el súper cotizado prospecto de los Rangers de Texas que no pudo estar para las primeras dos rondas pues se concentró en ganarse un puesto en el roster de Grandes Ligas, reemplaza al lesionado Yunel De Caster. También añadieron al relevista de los Dodgers Kenley Jansen. "Esta será la primera vez que juegue con la selección, será un enorme honor para mí", dijo Profar. "Estoy feliz de estar aquí. Desde el primer momento que me reuní con el equipo pude captar el por qué están teniendo éxito" Muelens ahora cuenta con recursos de sobra en un cuadro interior, que reúne a varias de las mejores promesas del momento: Profar se suma a Andrelton Simmons (Bravos), Xander Bogaerts (Medias Rojas) y Jonathan Schoop (Orioles). También dispone de un trío de veloces jardineros como Roger Bernadina, Kalian Sams y Randolph Odober, más el líder Andruw Jones. Diegomar Markwell se perfila como el abridor para la semifinal. "Tenemos buenos peloteros, sólo era cuestión de poder engranar nuestro juego en esta clase de torneos", dijo Muelens al recitar los avances en las dos ediciones previas, como el juego sin hits en 2006 y las posteriores victorias ante los dominicanos. "Va a ser algo muy especial para Holanda. Es un país futbolero y creo que, por primera vez, las grandes estaciones de televisión nos están cubriendo en medio de la temporada del fútbol", añadió Muelens. "Hemos llamado la atención. No se creen que hemos podido llegar tan lejos, pero nadie se queja. Se están acostumbrando a vernos ganar".