Carlos Zambrano. (AP)

ALLENTOWN, Pennsylvania - Carlos Zambrano dio un salto de frustración y gritó algo al cubrirse la boca con su guante, luego de tirar una bola mala en 3-2 y forzar una carrera durante su apertura por Triple-A Lehigh Valley (Filis).

Sin embargo, fue la única emoción que exhibió el venezolano, quien fue famoso por su estilo fogoso durante 12 años en Grandes Ligas.

Zambrano firmó un pacto de liga menor con los Filis el 17 de mayo y en su primera apertura por Triple-A este año, el derecho necesitó 101 pitcheos para completar 5.0 entradas. Permitió dos carreras y cuatro hits, además de propinar cinco ponches y dar cuatro bases por bolas, al salir sin decisión.

"En sentido general me sentí bien, me sentí fuerte", dijo Zambrano. "Gracias a Dios hice mi trabajo."

Zambrano expresó también que se siente listo para lanzar a nivel de Grandes Ligas, aunque no sabe cuál será el próximo paso ni la decisión de la gerencia de Filadelfia.