Manny Ramírez. (AP)

ARLINGTON -- Aparentemente Manny Ramírez deberá recortar sus largas trenzas rastas para tener otra oportunidad en las Grandes Ligas.

Los Rangers de Texas anunciaron el miércoles que llegaron a un acuerdo de ligas menores con el toletero dominicano de 41 años, que no ha jugado en el béisbol profesional de Estados Unidos desde la campaña de 2011 con Tampa Bay.

Jon Daniels, gerente general de los Rangers, informó que parte del acuerdo consiste en que Ramírez, suspendido en dos ocasiones por dopaje, acceda a cortarse el cabello y "cumpla con nuestras normas de ligas menores sobre apariencia y disciplina".

Ramírez se reportará el jueves a la sucursal de Round Rock en la Triple A, donde fungirá como bateador designado. Estuvo jugando durante tres meses para los Rhinos de Taiwán antes de salir de la isla el 20 de junio.

"Es algo sin riesgos", dijo Daniels, quien indicó que no hay un período de tiempo determinado para que sea convocado a las mayores. "Nos gusta darles segundas oportunidades a los muchachos. Estamos enterados de lo bueno y lo malo en la carrera de Manny, tanto dentro como fuera del terreno. Pero nos inclinamos a darle una oportunidad aquí".

Ramírez, que ha participado en 12 Juegos de Estrellas, bateó para .352 con ocho jonrones y 43 carreras producidas con los Rhinos. El equipo intentó retenerlo, pero él quería regresar con su familia en Nueva York.

Daniels dijo que el pelotero buscaba una oportunidad para jugar en Estados Unidos o en Japón.

Fue suspendido 50 partidos en 2009 mientras estaba con los Dodgers tras dar positivo por una sustancia prohibida. Se retiró en abril de 2011 en lugar de cumplir una suspensión de 100 encuentros por un segundo examen positivo, pero posteriormente accedió a cumplir una suspensión reducida de 50 juegos y estuvo en las ligas menores con Oakland en 2012.

Ramírez figura en el 14to puesto en la lista histórica de jonrones, con 555 batazos de vuelta entera, y tiene promedio de .312 con el bate en su carrera.

Los Rangers no lo vieron jugar en Taiwán, ni estuvieron entre los equipos que lo observaron en entrenamientos en Florida recientemente, señaló Daniels.

"Como que decidimos dejar un poco de lado su currículum vitae", señaló Daniels. "Si es productivo y sentimos que encaja en nuestra cultura, le daremos una oportunidad. Si ninguna de esas cosas sale como esperamos, entonces cada quien sigue su camino y ya".