Japón enfrentará al campeón de Estados Unidos el domingo.

SOUTH WILLIAMSPORT, Pensilvania -- Takuma Gomi rompió un empate con un jonrón en la sexta entrada, y el equipo de Tokio derrotó el sábado por 3-2 a Tijuana para conquistar el título internacional de la Serie Mundial de Pequeñas Ligas.

El equipo japonés enfrentará a Chula Vista, California, o Westport, Connecticut, el domingo en el partido por el campeonato. La final de Estados Unidos se jugaba más tarde.

Japón y México se han enfrentado 15 veces en la Serie Mundial de Pequeñas Ligas, y Japón llegó a 10 triunfos en estos duelos gracias a Gomi, quien envió la pelota por encima de la cerca del jardín derecho.

Una potencia tradicional, Japón ha disputado la final de la Serie Mundial en cinco de los siete últimos años, con dos títulos en las tres últimas temporadas.

El año pasado, el equipo de Tokio ganó el octavo título de Japón en esta serie.

México buscaba revancha, luego de caer 5-2 ante Japón el miércoles.

Ahora, una pifia le cortó un ataque que lucía promisorio.

México perdía por 2-0 pero empató en la parte baja de la tercera entrada frente al relevista japonés Kensuke Tusuchida. Martín González abrió con un sencillo y Ramón Mendoza conectó una línea por encima del muro del jardín central.

González fue felicitado por sus compañeros al pisar el plato.

El abridor de México, Luis Manzo, llegó a su límite de lanzamientos en la parte alta de la quinta entrada, y fue relevado por Jorge Romero, quien a la postre cargó con la derrota. Ningún equipo volvió a amenazar con el bate sino hasta que Brandon Montes, de México, abrió la parte baja de la quinta con un doblete por la línea del jardín izquierdo.

El siguiente bateador, Martín González, se había llevado un ponche pero se embasó cuando el tiro del receptor Ryusei Hirooka fue muy desviado a la inicial. Montes avanzó a la antesala y los seguidores de Tijuana comenzaron a gritar "Vamos, México".

Keita Saito relevó y ponchó a Mendoza. Luego, Saúl Fvela conectó un elevado a lo profundo del jardín central y Montes dio unos pasos hacia home. Se detuvo y no tuvo tiempo de volver para realizar el pisa y corre. Se quedó varado en la tercera cuando Brandon Meza se ponchó.

Momentos después, Gomi resolvió el encuentro con su vuelacerca frente a Romero.