Hanley Ramírez

LOS ANGELES -- El torpedero dominicano Hanley Ramírez dijo que ya está platicando sobre una extensión con los Dodgers.

Ramírez no dio detalles de las negociaciones, pero durante un evento para celebrar el título del Clásico Mundial de Béisbol en Santo Domingo, le dijo a los medios que podría llegar a un nuevo acuerdo en esta temporada muerta.

El infielder también expresó que aún no se ha recuperado de una fractura en las costillas, que sufrió al ser golpeado por un lanzamiento en el Juego 1 de la Serie de Campeonato de la Liga Nacional.

Ramírez, de 29 años de edad, llegará a la última temporada de un contrato de seis años y US$70 millones que firmó con los Marlins y ganará US$16 millones en el 2014.

El quisqueyano fue pieza clave para los Dodgers en dos aspectos, por ser un bate importante en la parte gruesa de la alineación y por su capacidad de jugar como campocorto o antesalista. Ramírez le informó al club que estaría dispuesto a volver a la tercera base si ayudaría al equipo.

Hanley fue el torpedero de los Marlins hasta que el equipo firmó a su compatriota José Reyes para la campaña del 2012 y mudó a Ramírez a la antesala. Ramírez fue adquirido por los Dodgers a mediados del 2012 para jugar como campocorto y su defensa mejoró en el 2013. El jugador del cuadro expresó que quiere terminar su carrera en Los Angeles porque el conjunto revivió su carrera después de su frustrante situación en la Florida.

En el 2013 Ramírez jugó solamente 86 encuentros durante la temporada regular con los Dodgers. Durante el Clásico Mundial de Béisbol se desgarró un ligamento en el pulgar derecho y se perdió gran parte del primer mes de la campaña. Regresó a la lista de incapacitados debido a un desgarre en una corva y también perdió bastante tiempo de juego por una molestia en la parte baja de la espalda.

Pese a todos los contratiempos, Ramírez bateó .345 con 20 cuadrangulares y 57 remolcadas, terminando de octavo en las votaciones por el Jugador Más Valioso de la Liga Nacional.