Dayton Moore y Ned Yost. (Charlie Riedel/AP)

KANSAS CITY -- Los Reales tienen vacíos por llenar. Pero está por verse si los llenarán todos durante las Reuniones Invernales de la próxima semana.

Una vacante se ocupó el mes pasado con la contratación por cuatro años y US$32 millones del lanzador Jason Vargas. Es el brazo zurdo que le hacía falta a la rotación.

Sin embargo, a Kansas City todavía le queda en la lista un bateador de impacto y otro abridor.

"Nos gustaría hacer todo lo posible para mejorar nuestro ataque", expresó el gerente general Dayton Moore. "Estoy seguro de que el grupo de jugadores que tenemos seguirá mejorando, y pienso que esta ofensiva continuará creciendo y será más productiva. Pero definitivamente nos gustaría agregar otro bate".

No lo ha dicho públicamente, pero no cabe duda de que su lista la encabeza el puertorriqueño Carlos Beltrán, el agente libre que viene de una excelente temporada con los Cardenales y que también tiene un desempeño legendario en la postemporada.

Beltrán comenzó su carrera con los Reales y en sus cinco temporadas completas con los monarcas, cuatro resultaron en al menos 100 impulsadas (en la otra estuvo lesionado). Cuando fue enviado a los Astros a mediados del 2004, tuvo un total de 104 remolcadas con Kansas City y Houston. En sus temporadas completas en salud con los Mets, superó las 100 empujadas en tres ocasiones.

Por su parte, Beltrán ha expresado interés en regresar a los Reales para adornar más su historial que puede ser digno del Salón de la Fama. El ingresar al Salón de la Fama representando a Kansas City sería un gran incentivo para el club y el jugador.

Al final de cuentas, está claro que el factor clave será la cantidad de años y de dinero que los Reales estén dispuestos a ofrecer. El equipo está consciente de que no podrán pagar más que los Yankees, Rangers u otros pretendientes, motivo por el que Kansas City debe emplear el factor sentimental.

Los Reales han insinuado que, por el jugador correcto, el presupuesto de US$83 millones podría aumentar un poco.

La intermedia es otro puesto donde podría encajar un bate de poder, aunque Kansas City parece estar satisfecho con el bate y defensa del dominicano Emilio Bonifacio después de que se unió al equipo a finales de la campaña pasada.

"Estamos explorando cualquier alternativa, pero no puedo señalar jugadores en específico que podamos adquirir o cambiar", fue lo único que Moore dijo acerca los planes del club.

Aunque Vargas caería entre James Shields y Jeremy Guthrie en la rotación, el resto del grupo de abridores es una interrogante, aunque cuentan con varios candidatos (el dominicano Yordano Ventura, Danny Duffy, Wade Davis, Will Smith, Luke Hochevar y Kyle Zimmer entre otros).

De todas maneras, Moore y sus asesores tendrían en la mira a un abridor veterano.

"Estamos bastante contentos con nuestro pitcheo, pero observaremos la posibilidad de mejorar en ese aspecto. En el mercado hay bastantes lanzadores de alta calidad que podrían hacernos un mejor conjunto", expresó el directivo.

En ocasiones durante las Reuniones Invernales los más altos ejecutivos de las Grandes Ligas se ven las caras para fijar la base de varios movimientos. Ese fue el caso de los Reales en diciembre pasado cuando partieron de las reuniones sin el abridor que buscaban. Pero tres días después, completaron el gran canje que les dio a Shields y Davis -- un as para su rotación y un abridor y relevista, respectivamente -- y envió a cuatro jugadores a Tampa Bay, incluyendo al Novato del Año de la Liga Americana del 2013, Wil Myers.

Así que la búsqueda de Kansas City continúa.

"Tenemos que conseguir ese bate, posiblemente otro lanzador y tal vez haremos unos cambios también", concluyó Moore.