El experimento de pasar a Carlos Santana a la antesala podría determinar muchas cosas en torno a los planes de los Indios para el 2014.

LAKE BUENA VISTA, Florida -- De los 1,025 partidos que ha jugado Carlos Santana entre liga menor y la Gran Carpa, sólo 58 han sido en la tercera base -- y ninguno a nivel de Grandes Ligas.

Sin embargo, ahora el dominicano de los Indios de Cleveland está por iniciar un proceso bastante ambicioso: Aprender de nuevo a jugar en la antesala, luego de varios años como receptor.

Es un proyecto que decidieron necesario los "jefes" de la Tribu, el gerente general Chris Antonetti y el manager Terry Francona. Ante el excelente desempeño del brasileño Yan Gomes detrás del plato, los Indios quieren que Santana permanezca en el lineup -- pero mayormente con Gomes como cátcher titular y Santana posiblemente entre la tercera y el puesto de bateador designado.

"Mientras mantengamos a Carlos en el lineup, (es lo importante)", dijo Francona durante las Reuniones Invernales en el Walt Disney Swan and Dolphin Resort. "Necesitamos mantener su bate en la alineación, dondequiera que termine jugando".

Santana, en su tercera campaña completa a nivel de Grandes Ligas con los Indios, bateó .268 en el 2013 con 20 jonrones, 74 empujadas, 39 dobles y OPS (porcentaje de embasarse más slugging) de .832 en 541 turnos al bate. Por tercera ocasión seguida, terminó con más de 90 bases por bolas (93), lo cual ayudó en grande su porcentaje de embasarse (.377).

"Es un bateador ambidextro que, de manera increíble, sabe tomar una base", comentó Francona, quien en su primera campaña como piloto de la Tribu llevó al equipo al juego del comodín de la Liga Americana con marca de 92-70. "Con dos strikes sabe acortar su swing, poner la bola en juego y conectarle bien al buen pitcheo."

El verdadero reto, por supuesto, será volver a aprender a defender la antesala. Para finales de esta semana Santana está programado para debutar con los Leones del Escogido en la Liga Invernal Dominicana.

""Estoy preparado y sé que lo haré bien, es un reto para mí", expresó en estos días Santana a Escogido.com en Santo Domingo. "No voy a lo desconocido. Yo inicié mi carrera como tercera base y luego me convirtieron en cátcher; ahora vuelvo".

Una cosa es tener experiencia de hace mucho tiempo en liga menor como antesalista. Otra es tratar de aprender en cuestión de unas semanas a dominar una posición para poderla jugar a nivel de Grandes Ligas en unos pocos meses.

El plan hasta ahora de los Indios es que el coach de la primera base y de los infielders de Cleveland, Mike Sarbaugh, vaya a Dominicana en algún momento de este mes para trabajar con Santana y observar su progreso en la tercera.

Definitivamente, este experimento podría determinar muchas cosas en torno a los planes de la Tribu para el 2014.

De poder Santana jugar de manera aceptable en la antesala-la otra opción de la posición es el joven Lonnie Chisenhall, quien hasta ahora no ha dado la talla al bate-serían muchas las opciones que tendría Francona a diario para variar sus lineups y alineaciones defensivas.

"No creo que (Santana) entienda todavía su valor para nosotros en cuanto a la versatilidad", expresó Francona, quien ha implementado al oriundo de Santo Domingo en la inicial también. "Eso nos ayuda inmensamente".

Está claro que lo ideal sería que Santana dominara la antesala, para poder poner a Gomes en la receptoría más y dejar en la primera a Nick Swisher, pelotero establecido y, al igual que Santana, bateador ambidextro.

Son muchas interrogantes y muchas especulaciones. Pero lo primero es que Santana-quien según Francona no estuvo muy a gusto con su reducida presencia en la receptoría al final de la temporada pasada, pero que ha aceptado el nuevo reto ahora-empiece a jugar en la antesala en Dominicana.

"Mucho dependerá de cómo le vaya (en la tercera)", indicó Francona. "La verdad es que esto está en las primeras etapas.

"Él está dispuesto a intentarlo, así que creo que sería una tontería de nuestra parte no estar dispuestos a probarlo también".