Xander Bogaerts. (Jeff Roberson/AP)

FORT MYERS, Florida - Las cosas suelen cambiar rápido en el béisbol, hasta para los campeones reinantes. Tomemos como ejemplo a Xander Bogaerts de los Medias Rojas.

Una pieza de lujo en la antesala durante la Serie Mundial, el talentoso arubeño de 21 años de edad rápidamente se está convirtiendo en un elemento íntegra de los Patirrojos del 2014. Con Stephen Drew aún sin contrato, el capataz de Boston, John Farrell, se está preparando para comenzar la temporada con Bogaerts como su torpedero titular.

Firmado por US$410,000 en el 2009, Bogaerts avanzó a pasos agigantados en la finca de Boston. No disputó más de 104 compromisos en un mismo nivel de ligas menores, pero lució a gusto en los playoffs del 2013, en los que su papel fue creciendo con cada ronda.

Bogaerts vio su primera acción de postemporada en el Juego 3 de la Serie Divisional de la Liga Americana contra Tampa Bay y fue utilizado en el Juego 4 como corredor emergente. No fue incluido en el lineup titular sino hasta el Juego 5 de la Serie de Campeonato contra Detroit y para la Serie Mundial ya era titular, dejando a la banca a Will Middlebrooks, quien atravesaba por una mala racha.

En 34 presentaciones en el plato en la postemporada, Bogaerts bateó para .296 con cuatro extrabases y seis boletos por los Medias Rojas. En la Liga de la Toronja este año, se ha ido de 12-3 en cinco compromisos.

Ahora mismo, Bogaerts está en posición de convertirse en el 10mo campocorto titular de Boston en las últimas 12 temporadas y, de paso, ponerle fin a la inestabilidad que el club ha tenido en dicha posición desde que Nomar Garciaparra fue canjeado a mediados del 2004.

Desde que el ex gerente general del equipo, Theo Epstein, decidió en el 2003 que la defensa de Garciaparra era un peligro fatal, los Medias Rojas han empleado como paracorto titular a los colombianos Orlando Cabrera y Edgar Rentería, los venezolanos Alex González y Marco Scutaro, el dominicano Julio Lugo, Nick Green, Mike Avilés y Drew. Sólo Lugo (2007-2008) y Scutaro (2010-11) se mantuvieron en dicho puesto en campañas consecutivas.

Todo luce indicar que Bogaerts es capaz de defender la posición durante mucho tiempo. Su confianza parece estar aumentando en esta pretemporada.

"Definitivamente me siento mejor que en cualquier momento de mi carrera en ligas menores", dijo Bogaerts acerca de su juego en el campo corto. "Todo el trabajo que he hecho en los entrenamientos, especialmente con (el coach Brian Butterfield), está dando resultados. Me siento fenomenal ahora mismo".

Como es de esperarse, ante la partida de Jacoby Ellsbury, Jarrod Saltalamacchia y Drew como agentes libres, los Medias Rojas enfrentan otras interrogantes.

Jackie Bradley hijo, desarrollado dentro de la organización, representa una opción para el jardín central, pero no se le va a regalar el puesto. Por primera vez, Grady Sizemore, quien alcanzó los 30 jonrones y 30 bases robadas por los Indios en el 2008, se ha mantenido en el terreno de juego por un tiempo prolongado, lo cual lo hace una opción cada vez más interesante.

Sizemore se ha sometido a siete cirugías, pero sus rodillas están mucho más fuertes ahora mismo que en años recientes. El veterano representa una alternativa por encima de Bradley, si es que Farrell prefiere apostar por más experiencia.

Bradley, de 23 años de edad, registró un promedio de .419 en la pretemporada del 2013 y se coló en el roster de Boston para el Día Inaugural. Pero en cuatro estadías en el equipo grande durante la campaña, bateó para apenas .189, lo cual generó dudas acerca de su capacidad para reemplazar la ofensiva de Ellsbury.

Middlebrooks también representa una interrogante. Aunque tiene más experiencia que Bogaerts y Bradley, aún no se ha adueñado del puesto titular en la tercera base.

Farrell estaba consciente de que los entrenamientos de este año no serían nada fáciles. Siempre existe el peligro de una "resaca" después de una temporada de ensueño como la de Boston en el 2013. Además, hay preocupaciones acerca de la carga pesada que tuvieron algunos pitchers, en este caso los abridores Jon Lester y John Lackey y los relevistas Koji Uehara, Junichi Tazawa y Craig Breslow.

"Lo que nos propusimos fue no saltar ningún paso de la preparación y no ver el último out en el Fenway Park como nuestro punto de partida", dijo Farrell. "Ese fue el final de un largo recorrido que comenzó en el primer día de los entrenamientos el año pasado. Cuando hablamos en nuestra primera reunión, dijimos que era importante volver al primer día de la pretemporada del año pasado y no a nuestro recuerdo más reciente.

"Muchos de nuestros jugadores están de regreso y el trabajo y la atención a los detalles ha sido estupenda. Aún estamos tratando de poner en acción a algunos muchachos. No todos han jugado, debido a lesiones persistentes. Pero en general, la actitud y el trabajo han sido muy positivos".