Stephen Strasburg. (AP)

En el noveno juego de la temporada de los Cachorros en el 2003-una derrota por 7-1 ante los Expos-el cuerpo monticular de Chicago ponchó a siete bateadores, una cantidad relativamente baja tomando en cuenta lo que el club había hecho en sus primeros ocho encuentros.

Aun con ese total no tan impresionante de siete abanicados, los Cachorros promediaban más de nueve "K" por juego y llevaba 84 ponches a esa altura de la temporada. Los Cubs de ese año terminarían con 1,404 K, un récord de Grandes Ligas.

Diez años después de eso, los Tigres del 2013-en una victoria por 11-1 sobre los Azulejos el 11 de abril-compilaron seis ponches (su segundo menor cantidad hasta ese momento en la temporada) para sumar 73 en nueve partidos. Los felinos acelerarían el ritmo para establecer una nueva marca de la Gran Carpa con 1,428 abanicados.

Los Nacionales del 2014 no sólo llevan un ritmo superior al de los Cachorros del 2003 y de los Tigres del año pasado luego de nueve juegos, sino también que están compilando los ponches en cantidades que no se han visto en más de 100 años.

Encabezados por Stephen Strasburg y sus 12 ponches en 6.2 entradas el jueves, los Nacionales terminaron su victoria sobre los Marlins con 17 K.

El cuerpo monticular de Washington lleva ahora 105 ponches en nueve encuentros. Son 12 más que cualquier otro equipo en 101 años. Los Yankees del 2012 tenían 93 en sus primeros nueve choques, seguidos por los Indios de 1966 (91), los Diamondbacks del 2013 (91) y los Medias Rojas del 2013 (90).

Los Nacionales abrieron el 2014 con una actuación de 18 ponches contra los Mets. Con sus 17 abanicados el jueves vs. Miami, Washington es el primer equipo-remontando a 1914-en tener dos juegos de por lo menos 17ponches en sus primeros nueve partidos. Las 100 campañas entre 1914 y el 2013 hubo un total de 15 encuentros de 17 ponches o más dentro de los primeros nueve juegos de un equipo.

El partido del jueves fue el número 39 desde 1914 en que un cuerpo monticular compiló por lo menos 17 ponches en un juego de 9.0 innings al otorgar no más de una base por bolas. La franquicia de los Expos/Nacionales tuvo uno de los 38 anteriores: el 8 de junio del 2010, Washington derrotó a los Piratas por 5-2, ponchó a 17 bateadores y no dio boleto alguno.

Ahora Strasburg lleva 13 juegos de 10 ponches o más en su carrera. Es uno menos que Roger Clemens y el mexicano Oliver Pérez en sus primeros 78 presentaciones. Dwight Gooden encabeza la lista con 28 partidos de 10 o más en sus primeros 28 salidas.