Miguel Montero.

PHOENIX - En lugar de responder a la pregunta que le hicieron acerca de Mike Bolsinger, el receptor de los Diamondbacks, el venezolano Miguel Montero, aprovechó para defender al gerente general del club, Kevin Towers, y al capataz Kirk Gibson.

Ambos han sido fuertemente criticados debido al lento comienzo de Arizona.

"Quiero que sepan que he estado leyendo todos los comentarios acerca de Gibby y (Towers) y que estaría muy decepcionado si algo pasara con ellos", dijo Montero, refiriéndose a la posibilidad de que uno de ellos o ambos pierda su empleo. "A fin de cuentas, es nuestra responsabilidad salir al terreno y hacer las cosas. Quería decirlo, porque somos nosotros los que tenemos la culpa. Nosotros, los peloteros, porque no hemos jugado como se debe".

Los D-backs registraron marca de 5-18 antes de concluir la serie ante los Cachorros con dos victorias y habían perdido 10 de sus 11 compromisos anteriores.

El mal comienzo del club ha generado especulaciones de que Gibson, Towers o ambos podrían ser despedidos.

"Leo todos los artículos. Vemos lo que está pasando", dijo Montero. "Somos inteligentes. Sabemos cómo se hacen las cosas en el juego. Sabemos cómo es este negocio y obviamente me siento mal, porque en resumidas cuentas, es nuestra responsabilidad venir y cumplir con nuestro trabajo y no lo hemos hecho. No podemos culparlos a ellos. Nadie los debe culpar porque ellos han estado aquí dando su mayor esfuerzo todos los días con muy buena actitud".

El cuerpo de coaches de los D-backs también ha cumplido con su deber, según Montero.

"Los coaches no tienen culpa alguna", dijo Montero. "Han estado aquí dándonos lo mejor de ellos y han hecho su trabajo. Nosotros tenemos que salir a rendir".