Bob Welch.

OAKLAND, California -- Bob Welch, ganador del Premio Cy Young de la Liga Americana en 1990 con los Atléticos de Oakland, y el último pitcher de Grandes Ligas en ganar al menos 25 juegos en una temporada, falleció a los 57 años.

Welch murió la noche del lunes en su casa de Seal Beach, California, dijo el equipo el martes. Agentes de la policía que acudieron a un llamado de ayuda médica encontraron a Welch muerto en el área del baño. Se realizó una autopsia y está pendiente el informe de la causa del fallecimiento.

"Él fue un lanzador legendario que disfrutó muchas de sus mejores temporadas con los A's de Oakland", dijo el presidente del club Michael Crowley en un comunicado. "Siempre será una parte significativa en la historia de la franquicia".

Welch admitió al principio de su carrera que era alcohólico y pasó tiempo en rehabilitación. Fue coautor de un libro en 1981 con George Vecsey en el que escribió sobre su adicción, titulado "Five O'Clock Comes Early: A Ballplayer's Battle With Alcoholism".

"El hecho es que enloquezco cuando estoy borracho", dijo Welch en el libro. "Existe muchas posibilidades de que ya estuviera muerto si estuviera bebiendo".

El lanzador derecho jugó con cinco equipos que llegaron a la Serie Mundial (1978, 1981, 1988, 1989 y 1990) y ganó dos títulos, uno en 1981 con los Dodgers de Los Angeles y otro en 1989 con los A's.

En Oakland, Welch figuró prominentemente en equipos que ganaron tres campeonatos consecutivos de la Liga Americana de 1988 a 1990, incluido el equipo que barrió a los Gigantes de San Francisco Giants en la Serie Mundial de 1989, que fue interrumpida por un terremoto.

Welch terminó con marca de 211-146 y efectividad de 3.47 en 17 temporadas, con los Dodgers (1978-197) y los Atléticos (1988-1994). Fue coach de pitcheo de los Diamondbacks de Arizona cuando ganaron la Serie Mundial en 2001 y en años recientes trabajó como instructor especial con los Atléticos.

"Éste es un día triste para toda la organización de los A's", dijo el gerente general Billy Beane. "Quienes conocimos a Bob como compañero de equipo y amigo lo vamos a extrañar enormemente".

Welch fue reclutado en la primera ronda del draft de 1977 por los Dodgers, jugaba en la Eastern Michigan University. Su momento más memorable con Los Angeles fue en la Serie Mundial de 1978, cuando el entonces novato de 21 años ponchó con dos corredores en base a Reggie Jackson, bateador de poder de los Yanquis de Nueva York, para terminar el segundo juego.

"Además yo estaba totalmente sobrio", dijo Welch en el libro. "No andaba por ahí bebiendo antes de un juego, particularmente un juego de Serie Mundial; aunque, teniendo tiempo, lo habría hecho".

Welch ganó el Premio Cy Young después de lograr una marca de 27-6 con efectividad de 2.95 en 1990. Sus 27 triunfos empataron la marca de Steve Carlton de 1972, la mayor para una temporada desde que Denny McClain ganó 31 juegos en 1968.

"Él es uno de los más grandes competidores que ha vestido el uniforme de Dodger", dijo el presidente y director ejecutivo del club Stan Kasten.

Varios actuales jugadores de los Atléticos ofrecieron condolencias a través de Twitter.

"Devastado de enterarme que falleció Bob Welch", escribió el lanzador zurdo de los A's Sean Doolittle. "La organización de los A's perdió no sólo a uno de sus mejores pitchers, sino a una de sus mejores personas".

Nadie respondió el llamado a la puerta de la casa de Welch el martes, la cual está sellada por una etiqueta adhesiva del médico forense del Condado Orange.

La vecina Alma Purcha dijo que cuando despertó vio patrullas afuera de la casa ubicada a algunas manzanas del Océano Pacífico. Comentó que Welch dividía su tiempo entre Arizona y Seal Beach. Ella dijo que lo vio el viernes acompañado de su hija e hijo, y que se hicieron bromas.

Los A's señalaron que a Welch le sobreviven sus hijos Dylan, de 25 años, y Riley, de v23, su hija Kelly, 18, y su ex esposa Mary Ellen.