Kyrie Irving (AP)

CLEVELAND -- Kyrie Irving, estelar base de los Cavaliers, probó suerte en el béisbol, al menos por una noche.

Irving fildeó elevados y participó en la práctica de bateo con los Indios de Cleveland antes del juego del lunes ante los Angelinos de Los Ángeles. Vistiendo un jersey de práctica de bateo de los Indios con el número 2 y su nombre en la espalda. Irving se cambió en un vestidor vacío en la casa club de los Indios antes de saltar al diamante.

Irving fue recibido de manera calurosa por varios jugadores de Cleveland. Fue abrazado por Nick Swisher, quien se refirió a él como "Tío Drew", en referencia al personaje que Irving interpreta en comerciales de televisión. Irving también recibió un guante de Mike Avilés y un bate de Michael Bourn, además de prácticos consejos de cómo comportarse en el terreno de juego. Tras escuchar por varios minutos, Irving soltó una carcajada y dijo "vamos por partes, chicos".

Irving autografió un jersey de basquetbol de la Universidad de Duke para el pitcher Trevor Bauer, abridor del juego del lunes. Irving realizó además el primer lanzamiento al jardinero Michael Brantley ante la ovación de los aficionados.

El futuro de Irving con el equipo es uno de varios temas con el que los Cavaliers tendrán que lidiar este verano. Cleveland debe decidir si le ofrecerá el próximo mes una extensión contractual máxima de cinco años. Irving no ha dado una señal clara sobre si firmaría la extensión en caso de que se le ofreciera.

Los Cavaliers tienen la primera selección en el draft de este mes y también están buscando un nuevo coach que reemplace a Mike Brown, quien fue despedido el mes pasado.

El lunes, Irving intentó batear. Bajo la mirada de jugadores de ambos equipos, hizo contacto a los 14 lanzamientos que vio en sus dos sesiones en la jaula de bateo. Sus mejores swings resultaron en una línea por encima de la segunda base y un fuerte rodado rumbo a jardín izquierdo. Irving, en broma, agradeció tocando la punta de su gorra, cuando terminó su actuación.

Irving es la segunda celebridad deportiva que visita el Progressive Field este mes. El quarterback novato de los Browns, Johnny Manziel, estaba agendado para hacer el primer lanzamiento ceremonial durante la última estadía en casa del equipo, pero el plan tuvo que ser cancelado a causa de un largo retraso por la lluvia. Manziel pasó tiempo hablando con jugadores de los Indios.

El manager de los Indios, Terry Francona, está de acuerdo con la idea de que sus jugadores conozcan a atletas de otros deportes.

"Kyrie fue muy bienvenido a hacer esto", señaló. "Los jugadores lo disfrutan. Todo es positivo".