Joe Maddon, manager de los Rays. (AP)

SAN PETERSBURGO, Florida, EE.UU. -- El equipo con la peor marca en grandes ligas practica los mismos ejercicios que se hacen en la pretemporada.

El manager de los Rays, Joe Maddon, cree firmemente que el trabajo extra que ha pedido a sus jugadores puede ayudar a un equipo que no ha estado al nivel que se les exige y que ha tenido su arranque más malo en casi una década.

Cómo fildear toques de pelota y cursos sobre fundamentos del juego pueden provocar que haya más dobles matanzas y mejorar la forma en que los jardineros manejan los batazos que pegan contra la barda fueron el tema principal de los entrenamientos previos a los partidos en el parque Tropicana en días pasados. Hay más de eso planeado para esta semana, cuando los Rays terminan una serie de 10 partidos como locales.

"Estoy muy complacido con lo que han hecho y la forma en que lo hacen. Es un asunto de afilar la espada mental", dijo Maddon, quien enfatiza que el trabajo extra luego de un periodo en que los Rays perdieron 14 de 15 partidos no es un castigo.

"Salimos y algunos de los que han estado en grandes ligas desde hace tiempo han tenido un papel destacado. Eso es lo que estoy buscando", agregó Maddon. "Fue bueno, no veo mucha discusión; como yo lo veo, en sentido negativo. Eso me dice que los chicos están participando, están muy activos mentalmente".

Los Rays han ganado 11 partidos luego de la racha de 14 derrotas en 15 encuentros. No obstante, es muy pronto para atribuir esa mejora a la nueva versión de las prácticas de primavera.

Cinco de esos triunfos fueron contra los mejorados, pero sólo fuertes en casa Astros de Houston.

"Ganamos", dijo el estelar antesalista Evan Longoria, luego de batear de 4-3 y remolcar una carrera en el triunfo por 5-2 contra los Astros del domingo. "Eso es lo importante y en este momento es lo único que me importa".

Maddon sigue optimista acerca de la posibilidad de salvar la campaña y sostiene que los Rays aprenderán mucho de ellos mismos en las próximas semanas.

"Sabemos que saldremos del otro lado y quieres hacerlo con tipos que van a mantenerse juntos y no a repartir culpas, y que no abandonarán el plan. Esa parte ha sido interesante", dijo el manager.

"Es difícil pero no vamos a darnos por vencidos", dijo Maddon.