Manny Ramírez.

COLORADO SPRINGS, Colorado - Cuando el presidente de los Cachorros, Theo Epstein, firmó a Manny Ramírez a un contrato de liga menor, recalcó que el jugador/instructor no sería incluido en el roster de Grandes Ligas y que tampoco le quitaría turnos al bate a los prospectos del club.

Pero el jueves, día en el que Ramírez se integró al equipo de Triple-A Iowa, el dominicano bateó sexto y patrulló el jardín izquierdo en el segundo compromiso de una doble jornada. Se fue de 4-0 con dos ponches.

Ramírez, de 42 años de edad, no ve acción en la Gran Carpa desde el 2011. En su primer día con Triple-A Iowa, se dedicó a relacionarse con sus compañeros en calidad de jugador en lugar de desempeñar su rol como instructor.

"Estaba tratando de conocer a todo el mundo", dijo Ramírez. "Primero voy a intentar ser su amigo y luego, cuando me tengan confianza, les podré decir, 'Oye, te quiero mostrar algo'. Pero no quiero estarles diciendo 'Están haciendo esto o lo otro' desde el primer momento".