SAN LUIS, Missouri, EE.UU. -- El receptor estelar de los Cardenales de San Luis Yadier Molina será sometido a una operación el viernes para reparar la rotura de un ligamento en su pulgar derecho y podría perderse el resto de la temporada.

El club calcula que el boricua se ausentará entre ocho y 12 semanas, si bien Molina espera regresar en un periodo de siete a ocho semanas.

"Mentalmente, es muy frustrante", dijo Molina antes del duelo del jueves ante los Piratas. "Uno juega duro y algo como esto sucede, es triste".

Molina se lastimó en el partido del miércoles cuando puso la mano en el suelo mientras se barría para llegar a la antesala en el segundo inning. Todavía permaneció medio inning detrás del plato pero en la tercera entrada Tony Cruz entró a batear en su lugar.

El puertorriqueño se barrió igual que siempre, excepto por una diferencia que resultó crucial.

"Esta vez, mi pulgar quedó atorado en la tierra", explicó.

Molina dijo que tomaría cinco semanas al pulgar para sanar después de la cirugía para luego iniciar un programa de rehabilitación.

Los Cardenales llamaron al receptor dominicano Audris Pérez de su sucursal de triple A en Memphis para fungir como suplente de Cruz para el juego del jueves por la noche.

"Tengo confianza al 100%, no tengo duda de que él o puede hacer", dijo Molina respecto a Cruz. "Tony es inteligente, es un buen jugador, un buen bateador y un buen receptor".

El puertorriqueño fue elegido el domingo para participar en su sexto Juego de Estrellas consecutivo y habría sido titular por cuarta ocasión. Su promedio de bateo es de .287 con siete cuadrangulares y 30 carreras impulsadas.

Ha sido extremadamente resistente, promediando 135 partidos por campaña en los últimos seis años. Se ausentó un par de semanas por una torcedura de rodilla la temporada pasada.