David Price. (AP)

ST. PETERSBURG - Los Rays jugaron su mejor béisbol durante el último mes de su decepcionante primera mitad de la temporada, provocando cierto optimismo dentro de su clubhouse.

Pero a 9.5 juegos de la cima del Este de la Liga Americana faltando 65 partidos en la campaña, sigue pendiente la siguiente interrogante: ¿Cambiará Tampa Bay a David Price?

Además, ¿en caso de hacerlo, cuál sería el precio?

"Venimos jugando un béisbol mucho mejor. No es decisión nuestra aquí decidir qué pasará o especular sobre qué puede pasar", dijo el tercera base de los Rays, Evan Longoria. "Sea lo que sea, vamos a tener que seguir adelante después de la fecha límite (del 31 para cambios sin que los jugadores pasen por la lista de waivers)".

Sin saber su futuro, Price tuvo que tocar el tema durante el Juego de Estrellas en Minnesota. Otro rumor ha surgido que indica que los Rays y los Marineros han hablado de un canje que involucraría a Price y al utility Ben Zobrist.

El resto del equipo de Tampa Bay sabe que habrá más rumores hasta el día 31, a la vez que tratará de subir en las posiciones de su división.

"Lo que se va a preguntar seguramente una que otra vez es, '¿Va a estar aquí David y qué pasará si no está aquí'", expresó Longoria. "¿Qué pasará? Definitivamente, no vamos a darnos por vencidos. La franquicia de los Rays no termina cuando él-o si él-no vuelve después de la fecha límite.

"Pase lo que pase, al día siguiente haremos nuestro negocio como siempre. Trataremos de salir a ganar tal como lo hicimos el día antes cuando el equipo estaba como antes".

El manager de los Rays, Joe Maddon, expresó un mensaje parecido de positivo, aún creyendo que la escuadra llegará a competir en septiembre si continúa enfocado en ganar series. Pero el capataz reconoció que al equipo le quedan pocas opciones para perder. En las últimas dos décadas, el único equipo que ha clasificado para los playoffs después de estar al menos a 9.5 juegos de un puesto para el Juego de Estrellas fueron los Mellizos del 2006.

"No podemos darnos el lujo de tambalear como lo hicimos en la primera mitad. Sería devastador si eso volviera a pasar", manifestó Maddon. "Me siento bien con todo ahora. Es que tenemos que estar listos para jugar todas las noches. Tenemos que estar listos de verdad".