(Liga Mexicana del Pacífico)

Después de meses de negociación la Confederación de Beisbol Profesional del Caribe y Major League Baseball cerraron el capítulo concerniente a la renovación del Winter League Agreement (WLA por sus siglas en inglés) o Acuerdo Invernal, el cual creo puntos de tensión entre ambas organizaciones en buena parte del año pasado.

Este lunes, en Nueva York, en el marco de unas reuniones de trabajo con las ligas de Venezuela, República Dominicana, México, Puerto Rico y los 30 equipos que conforman a Major League Baseball, se aprovechó para formalizar el pacto que regirá la interacción de ambas instituciones por los próximos cinco años, el cual trae como novedad nuevos límites en la llamada fatiga extrema, así como la eliminación de algunas restricciones a jugadores grandeligas y de nuevos plazos para la negociación con jugadores extranjeros.

"Yo creo que el documento final responde en parte a algunas de las necesidades que nosotros planeamos durante la negociación", declaró el Lic. Juan Francisco Puello Herrera, Comisionado de la Confederación del Beisbol Profesional del Caribe una vez firmado el pacto. "El acuerdo refleja lo que fue el acuerdo de las parte, en la que obviamente hubo una dominante, Major League Baseball, y por el otro, la Confederación del Caribe, que estuvo sujeta a muchos de los planteamientos que fueron presentados. Sin embargo, y eso lo he declarado antes, debemos esperar realmente a que se empiece a aplicar este Winter League Agreement para realmente hacer un balance de si sirvió o no".

Durante el acto de firma estuvieron presentes el Dr. Oscar Prieto Párraga, presidente de la Liga Venezolana de Beisbol Profesional (LVBP), el Lic. Leonardo Matos Berridos, presidente de la Liga Profesional de Beisbol de la República Dominicana (LIDOM), el Dr. Héctor Rivera Cruz, presidente de la Liga de Beisbol Profesional Roberto Clemente (LBPRC) y el Lic. Omar Canizales Soto, presidente de la Liga Mexicana del Pacífico (LMP).

No obstante, y pese a lo complicado del proceso de negociación, el Comisionado Puello rescata algunos puntos de este tratado. "El aprendizaje que nos queda es que primero debemos trabajar con tiempo para poder firmar un acuerdo como este. En este proceso de negociación el tiempo se nos hizo corto y en un proceso de negociación eso es mortal", explicó el licenciado de origen dominicano.

"Nosotros (la Confederación y las ligas miembro) nos sentimos muy presionados porque estábamos a las puertas de unos torneos que necesitaban los permisos correspondientes para poder utilizar a los jugadores y ciertamente eso afectó. Bajo esa presión es difícil negociar. El tiempo no nos favoreció. En otras oportunidades nos íbamos a lugares como la Florida o Puerto Rico a discutir y hablar acerca de él, y en esta oportunidad no sucedió. Creo que ese fue la gran diferencia entre el proceso de negociación de este WLA y los anteriores", siguió, mientras destacó otros puntos importantes.

"(El WLA) tiene sus luces y sombras. Las sombras están reflejadas más por el lado dominante que es MLB, pero creo que hay aspectos positivos, como es el de la misma fatiga extrema, en el que trabajaron los límites y se colocó cláusulas para que podamos reclamar casos específicos", dijo Puello. "Un acuerdo siempre disciplina a ambas partes y eso es otra cosa que podemos rescatar".

CONSOLIDACIÓN ECONÓMICA DE LA CBPC
Una vez cerrado este capítulo, la Confederación se prepara para iniciar otro que está enfocado en el aspecto económico de la propio institución y sus agremiados. "La oficina de la CBPC va a seguir los pasos que ha seguido hasta ahora. Creo que está muy bien estructurada y representada y seguiremos expandiéndola. Buscaremos mayor participación e interacción entre las ligas miembros. Además, trabajaremos de la mano con MLB para lograr llegar a cabo algo que se incluyó en el WLA, que es lograr una convención bianual entre los equipos del Caribe y las 30 organizaciones de MLB, como es la que estamos celebrando en Nueva York", comentó Puello.

"Los próximos pasos que tomaremos tienen que ir a una mayor proyección de la Confederación del Caribe, específicamente con lo relacionado a las transmisiones de TV. Creo que en el transcurso de unos dos años debemos buscar un mejor acuerdo con la venta de los derechos de televisión a los países que no forman parte de la Confederación. Si logramos esto, considero estaríamos avanzando en el ámbito económico, pues a cada liga le daría mayor sustento a la hora de organizar cada torneo", enfatizó.

Otro punto en el que el Lic. Puello Herrera, quien desde 1991 está al frente de la CBPC, dedicó su tiempo a analizar es el hecho de una posible expansión de los países miembros de la institución. "Eso siempre ha estado en estudio. Vamos a tener una comisión que se reunirá con ligas (como Nicaragua, Panamá y Colombia), digamos que de manera informal, para analizar si es viable o no el incorporarlas a la Confederación", expresó. "Nosotros nunca hemos estado cerrados al hecho de expandir, pero debemos ser cautos en este sentido, pues más allá de la competitividad que una determinada liga nos pueda traer a la Serie del Caribe, también debemos considerar el aspecto económico, porque el llevar nuevos equipos conlleva una inversión mayor a la que estamos haciendo. No obstante, ratificamos que nosotros seguimos abiertos a este aspecto".